domingo, 9 de mayo de 2010

¿Sobredosis de tecnología?


Leyendo un poco sobre música y Steven Wilson, el cantante y compositor principal de Porcupine Tree encontré una declaración de este gran músico inglés que llamó bastante mi atención, y que aunque no es un tema nuevo bien vale la pena reflexionar al respecto. Dice Wilson:

"My fear is that the current generation of kids who're being born into this information revolution, growing up with the Internet, cell phones, iPods, this download culture, 'American Idol,' reality TV, prescription drugs, PlayStations — all of these things kind of distract people from what's important about life, which is to develop a sense of curiosity about what's out there."

Si bien es cierto que la tecnología nos ha dado innumerables ventajas, horas de entretenimiento y de enseñanza, también tiene la llamativa característica de ser sumamente adictiva, lo cual nos lleva a reflexionar en qué momento estamos abusando de los medios, y en qué momento estamos dejando de hacer otras cosas que también nos podrían aportar muchos beneficios como el ejercicio, el paseo al aire libre, la convivencia con los amigos, etc.

Creo que Steven Wilson tiene parte de razón, ya que cualquier cosa en exceso tendrá un caracter de destructivo, pero también creo que puede existir perfectamente un equilibrio entre las ventajas que nos brinda la tecnología y una vida en donde no necesariamente tengamos que alienarnos de los demás y de nuestro entorno.

Se dice que ahora las redes sociales de Facebook, Twitter y Myspace han venido a reemplazar las reuniones de amigos y el contacto directo con las personas, pero esto no es culpa de las redes sociales en sí, sino de la manera en que la gente las aborde y las utilice. Debemos tomar en cuenta que todo lo que la tecnología ofrece son herramientras y complementos para facilitar nuestra vida, no para suprimirla.

Y no hay nada más que ver las funciones de la redes sociales para difundir causas benéficas, organizar reuniones, incentivar el contacto entre la gente sin limitarse al contacto a través de una pantalla. Prueba de este equilibrio está en poder salir de vacaciones y subir nuestras fotos a Flickr o decirle a nuestros amigos o familiares en dónde estamos a través del upload de una foto del celular a Facebook o Twitpic, como lo mencioné antes, sólo son herramientas, no pueden reemplazar la luz del sol, el aire puro, la sonrisa de un amigo.

La preocupación de Wilson resulta lógica porque bien es cierto que no todos utilizamos los medios de una manera lo suficientemente sana, pero creo que poco a poco este miedo hacia la tecnología y el uso de la misma irá mejorando y no visualizo a la humanidad encerrada en sus casas sin tener contacto físico con ningún ser humano, al contrario, creo que todo esto motivará a que cada día convivamos y nos conozcamos más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada