miércoles, 17 de marzo de 2010

¿Cómo pude pensar?

Hay días en que siento que soy alguien especial, que siento que pertenezco, que la vida está en armonía conmigo y yo con la vida, que no necesito de nada más, que la vida es hermosa tal cual es.

Por el contrario hay días en que me pregunto cómo pude pensar que era singular, que era diferente de los demás, cómo pude pensar que la vida y yo nos habíamos reconciliado, cómo pude pensar que era atractiva, cómo pude pensar que me necesitabas.

Días en que siento que no pertenezco a nada ni a nadie, en que necesito una palabra de apoyo o un guiño de comprensión, que necesito saber si soy importante para ti o si alguna vez lo fui. Hay días en que siento que necesito que alguien me diga si lo he hecho bien, que no me basta con mi simple opinión, que necesito una voz, tu voz.

Hoy es un día de esos en los que en mi cabeza sólo ronda una pregunta, cómo pude pensar, cómo pude pensar que era especial cuando en realidad no lo soy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada