lunes, 8 de marzo de 2010

Días de...


El día que no se necesite conmemorar un género, será el día que la igualdad y la justicia se hayan alcanzado. El día en que no se necesite conmemorar a un padre, a una madre, a la pareja, al amigo será el día en que no habrá diferencias y se respetará a las personas independientemente de su rol, sexo u ocupación, será el día en que no necesitaremos conmemorar o festejar a alguien para de alguna manera resarcir nuestro desdén el resto del año.

Un género no es mejor que otro, todos somos seres vivos tratando de sobrevivir en este espacio, algo que no se ha asimilado hasta la fecha. Seguimos subestimando, humillando, rechazando, haciendo diferencias.

En lugar de conmemorar a la mujer quisiera que además de que todos tuviéramos los mismos derechos, nadie fuera abusado verbal y físicamente, que la mujer tuviera el derecho de abortar sin ser condenada, que ya no tuviera que tolerar el machismo recalcitrante y las estúpidas costumbres religiosas, que no tuviera que ser lapidada por amar a un hombre, que no tuviera que ser atacada con ácido por tener voluntad de decisión, que no jugara ningún rol predeterminado y supuestamente"correcto" en esta sociedad, que fuera respetada, que ambos géneros fueran respetados sin diferencias.

El día en que nos libremos de estereotipos y de roles, que veamos más allá de una simple vestidura, de un simple órgano sexual, ese día seremos libres y seremos una mejor comunidad, mejores humanos.

El día en que eso se alcance estoy segura que la mujer no tendrá que ser festejada, simplemente porque no habrá cabida ya para aliviar culpas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada