jueves, 18 de marzo de 2010

Recapitulando historias


Desde niña me gustó mucho la lectura. Crecí en un ambiente propicio en el cual mis padres leían bastante y me inculcaron ese gusto por tener siempre un libro en las manos. Por eso mismo desde pequeña leí literatura que aunque no era dirigida hacia niños fomentaba mi imaginación y mi curiosidad por aprender. Los géneros que más leía eran terror, suspenso y policíaco que eran precisamente el tipo de libros que mis padres leían. y que de alguna manera provocaron que a la edad de seis o siete años tuviera una visión más adulta del mundo.

Posteriormente, durante mi adolescencia comencé a leer otro tipo de géneros como novelas en castellano, cuentos y un poco de poesía, leía libros casi todos los meses y algunos los terminaba en tan sólo un par de semanas dependiendo de lo mucho o poco que me engancharan.

Sin embargo debo confesar que últimamente he dejado este hábito a un lado, o quizá no lo he ejercido de la manera más tradicional. Con todo el advenimiento del internet y las nuevas tecnologías me he sumergido más en la lectura de blogs, páginas de noticias y artículos, elementos que han bastado para saciar mi necesidad de lectura y de información.

Ahora que utilizo constantemente Twitter he tenido la oportunidad de seguir a personas que entre sus aficiones se encuentra leer y escribir, lo cual ha sembrado en mi de nuevo la inquietud de leer obras completas y no limitarme a absorber lecturas rápidas y más digeribles que un libro entero. Es por eso que también gracias a internet comenzaré a leer y a descubrir nuevas historias.

Tengo en mente varios autores, pero todavía no he decidido qué libro elegir, en todo caso y si tú me estás leyendo no me vendría mal alguna recomendación.

Volveré a este espacio pronto para compartir mi selección y algunas impresiones del libro o libros en cuestión. Y ¿por qué no? quizá transcribir algunos pasajes que me parezcan interesantes para poder enriquecer estas páginas y transmitirles un poco el bello orden de ideas del cual se componen las historias.

P.D. También me hubiera gustado ser bibliotecaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada